Catálogo
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

Imre Kertész

El espectador

Apuntes (1991-2001)

Traducción de Adan Kovacsics

Los diarios de Imre Kertész, publicados en varios volúmenes, comprenden medio siglo de una vida extraordinaria y ofrecen un íntimo relato del pensamiento y de la obra del escritor. A Diario de la galera (Acantilado, 2004), el desgarrador testimonio de treinta años de aislamiento en la Hungría socialista entre 1961 y 1991, lo sigue La última posada (Acantilado, 2016), que contiene sus apuntes entre 2001 y 2009, período en que el escritor fue diagnosticado con la grave enfermedad que sufrió hasta su muerte. El espectador, que reúne sus notas entre 1991 y 2001, concluye esta particular trilogía. En estas lúcidas reflexiones de la última etapa de su vida el escritor examina el cambio de régimen político tras la disolución de la URSS, la descorazonadora deriva de Hungría en las últimas décadas y el papel de intelectual público que le fue imponiendo su creciente fama. Y, a medida que pasan los años y se despide de las personas más queridas, contempla el paisaje de la soledad y se prepara para partir.

Disponibilidad en ebook

Este título está disponible en formato ebook. Para conocer su precio, formato y demás características, por favor, consulte con su tienda de ebooks favorita.

Comentarios de la prensa

«Kertész fue un hombre que usó la palabra con la más noble de las intenciones: ayudarnos a seguir siendo humanos».
Fernando Aramburu, El Mundo

«Kertész se considera un escritor judío, por tanto, universal; europeo, por tanto, apátrida. […] Unas páginas magistrales, de las que solo podemos aprender».
César Antonio Molina, ABC

«Al finalizar El espectador sentí que, más allá del desgarro y el escepticismo, siempre emerge la esperanza, arrojando una luz inesperada».
Rafael Narbona, El Cultural

«Lúcidas reflexiones sobre el cambio de régimen en Hungría y la caída de la URSS, pero lo más fascinante de este hombre, desde siempre, es su mirada sobre la existencia, tan desnuda, tan despojada de circunloquios».
Olga Merino, El Periódico

«Con una de las trayectorias intelectuales más sólidas del siglo XX, los diarios de Kertész son de obligada lectura para conocer al intelectual y al hombre».
Francisco Recio, La Opinión de Málaga

«Kertész nos legó un último libro escrito con una prosa poemática poderosa y sabia, donde da cuenta de los cánceres morales del ser humano y certifica que la belleza de las palabras es posible pese a descender a las catacumbas del mal absoluto».
J. C. Iglesias, La Nueva España

«Leyendo a Kertész, muy (auto)exigente y hondo, cunde la emoción de compartir la lucidez de un testigo excepcional del siglo XX».
Iñigo Urrutia, El Diario Vasco

«El Kertész de El espectador examina con la gélida lucidez habitual una realidad que cambia. Tanto en su país, Hungría, al que cada vez encuentra más violento, incomprensible y grosero, como en una Europa que, tras la caída del muro de Berlín, asiste a la guerra de los Balcanes con una mezcla de asombro y frivolidad».
Pablo Martínez Zarracina, El Correo

«Con un talento excepcional, Kertész configuró una literatura de reparación. Hay asuntos muy presentes en las profundas reflexiones de El espectador.».
Fulgencio Argüelles, El Comercio

«Su relato excede aquellas alambradas, a lo que suma un irreductible aliento ético y el poderoso estilo de su escritura. Un mundo en el que adentrarse».
La Voz de Galicia

«Me temo que los admiradores de Kertész lo somos en función de nuestra entrega absoluta, como la suya, en último extremo por encima de la vida, a la literatura, la misma literatura que lo sostuvo, a pesar de los pesares, frente a las adversidades políticas, la mísera naturaleza del hombre, la culpa de cada cual y la vergüenza propia, la suya, la de todos».
Fermín Herrero, Epicuro

«Kertész no se detiene a divagar ni a novelar en El espectador. Como escritor despliega la mayor cualidad de su oficio, contempla, observa y disecciona la vida humana de manera implacable, crítica, reflexiva, pero no exenta de ternura».
Luis Agius, Parnaso de las artes

«Uno de los más grandes escritores de la segunda mitad del siglo XX».
César Antonio Molina, El País

«Esta obra, traducida por Adan Kovacsics, es de una lucidez deslumbrante su cuando e refiere a la realidad de su país, a la deriva desesperanzadora de una nación».
Andrés Barrero, Libros y Literatura

Otros libros de Imre Kertész