Catálogo
FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmail

Glenn Gould

No, no soy en absoluto un excéntrico

Traducción de Jorge Fernández Guerra

La sorprendente personalidad de Glenn Gould, su extraordinario talento interpretativo, su intensidad y su carácter escurridizo han fascinado a varias generaciones que vieron en el intérprete canadiense a un músico deslumbrante y singular capaz de inspirar tanto a músicos como a melómanos y lectores. El hechizo de su música y su carisma también cautivaron a Bruno Monsaingeon, quien logró trabar una amistad y colaboración que se prolongó hasta la prematura muerte del intérprete. Este libro recoge las evocaciones del amigo, así como las vivencias de aquellos años a través de textos e imágenes que nos descubren el universo gouldiano en un retrato casi autobiográfico.

Comentarios de la prensa

“Gould era un perfeccionista infatigable. Basta escucharlo diez segundos para reconocer de inmediato que hacía algo nuevo, único, fresco. Ojalá hubiera más como él”.
James Rhodes

“Su estilo abrió el camino del futuro”.
Herbert von Karajan

“Pianista único, artista legendario”.
Álvaro Guibert, El Cultural

“Su música es pura ficción, un juego extremo de edición y montaje para llegar al alma humana”.
Ramón del Castillo, Babelia

“La mitomanía musical ha ubicado a Gould en el Olimpo de los genios que fascinan tanto por su espectacular talento como por la extrañeza que provocan. Este es un Gould más humano que ese otro mito”.
Darío Prieto, El Mundo

“Un soberbio libro biográfico. Gould sigue siendo una leyenda con muchos enigmas por desvelar”.
Toni Montesinos, La Razón

“Era un genio. Una leyenda. Para muchos, el mejor pianista del siglo XX, admirado por Herbert von Karajan («su estilo abrió el camino del futuro», dijo de Gould), Yehudi Menuhin y, por supuesto, Bernstein”.
Fátima Uribarri, XL Semanal

“Muy pocos como él han logrado penetrar en los registros más profundos del alma”.
Pedro G. Cuartango, El Mundo

“Una magnífica aproximación a la personalidad de Gould a través de sus propias palabras”.
César Coca, El Correo

“Si entienden, poco o mucho, de música, entonces créanme, este libro les va a resultar fascinante”.
Manuel Arranz, Levante

“Adoro su forma de tocar y admiro su enfoque, tan intelectual como visceral, su absoluta entrega a todo lo que hace”.
Leonard Bernstein

“Para mí, Glenn Gould fue el pianista más virtuoso e importante del mundo entero”.
Thomas Bernhard

“El pianista más genial y extravagante del siglo XX”.
Fátima Uribarri, XL Semanal