Catálogo
FacebookTwitterGoogle+WhatsAppEmail

François Rabelais

Gargantúa y Pantagruel

(Los cinco libros)

Traducción de Gabriel Hormaechea

El prestigio de Rabelais se ha forjado sobre su irresistible y excepcional comicidad, pero lo cierto es que fue un humanista que procuró aunar las tradiciones clásica y cristiana en una tercera, a la búsqueda de un tipo ideal de individuo que se alejase definitivamente de los razonamientos abstractos y «helados» de los escolásticos de la Sorbona, al reencuentro con la calidez de lo humano. Si Rabelais, médico, fue admirado entre sus contemporáneos como un hombre de gran erudición capaz de escribir en latín y en griego, sus novelas le convirtieron en un popularísimo escritor que se divertía haciendo saltar por los aires el lenguaje con sus juegos de palabras y sus razonamientos extravagantes, en un mundo dominado por gigantes y cretinos, borrachos y farsantes. Las dificultades de comprensión que a menudo han hecho ilegibles estas novelas se han salvado con unas notas de presentación que abren cada capítulo, en las que se da cuenta del sujeto satirizado y las circunstancias de la misma sátira. La introducción del libro, redactada para esta edición por uno de los mayores especialistas en Rabelais, el profesor Guy Demerson, servirá al lector español para acercarse al autor, su circunstancia y sus obras.

Premios

VII PREMIO DE TRADUCCIÓN ESTHER BENÍTEZ

XV PREMIO ÁNGEL CRESPO DE TRADUCCIÓN

Comentarios de la prensa

“En ninguna (y dada mi ignorancia del francés renacentista, ni siquiera en el original) he hallado la claridad de expresión, el desopilante humor, la notable invención, la clara inteligencia que acabo de descubrir en la traducción de Gabriel Hormaechea, publicada con un esclarecedor y erudito prefacio de Guy Demerson. La versión de Hormaechea es una pura maravilla y el lector español ya no tiene excusa alguna para desconocer la obra de Rabelais”.
Alberto Manguel, El País

“Impecable edición que facilita al lector un acercamiento a una de las obras capitales de la literatura universal. Desmesurada, de estructura abierta, repleta de excursos, diálogos filosóficos, juegos de palabras, listados delirantes, poemas, disparates, razonamientos absurdos, la celebración festiva de los excesos del cuerpo-el sexo, la comida, la bebida- y una visión distorsionante del mundo a través de lo hiperbólico, la novela de Rabelais forma parte de un linaje artístico que incluye a Sterne y Cervantes, pero también al Oulipo y sobre todo a Georges Perec, con su concepción de literatura como espacio de juego y experimentación”.
Mauricio Bach, La Vanguardia

“La magnífica edición de Gabriel Hormaechea nos devuelve el festín de una raza de gigantes nacida de la pluma de quien acaso puede reclamar para sí el título de primer gigante de la novela europea”.
Ricardo Menéndez Salmón, El País

“Una obra maestra, a la vez sátira irreverente y fabulosa historia  de aventuras habitada por cretinos, borrachos y bribones”.
El Cultural (El Mundo)

“Un libro que nació para delectar a los amantes de la literatura también hará nuestras delicias”.
Jordi Llovet, El País

“Basándose en el folclore popular, el médico y humanista francés logró que aún nos sigamos preguntando si su obra es una desenfrenada epopeya cómica o una sátira contra las supersticiones, los abusos y las vanidades donde no falta la subversión del lenguaje. El puro juego”.
Antonio Fontana, ABC

“El volumen de Acantilado es perfecto: no le falta de nada y permite arrinconar, por fin, todas las ediciones expurgadas para zambullirse como dios manda en una novela delirante, grotesca y deliciosa”.
Javier Blánquez, El Mundo

“Contamos desde ahora con los cinco libros de Gargantúa y Pantagruel en un solo tomo, merced a los buenos oficios de Gabriel Hormaechea, cuya versión castellana es, asimismo, espléndida y que, además, incluye unas utilísimas notas de presentación a cada libro y a cada capítulo. Es muy recomendable leer las cuarenta páginas introductorias de Demerson, máximo especialista mundial en Rabelais, porque ubican la obra donde debe ubicarse, en el contexto humanístico que le cuadra. Insuperable macrofiesta lingüística que se celebra en sus páginas, a mayor gloria del estilo, de la invención, de la expresividad y de la sorna crítica. Rabiosamente moderno y, a la vez, fiel estandarte de un pasado glorioso”.
Luis Alberto de Cuenca, ABC Cultural

“La edición traducida por Gabriel Hormaechea (quien introduce cada capítulo con amplias notas en las que aclara quién es quién en un verdadero trabajo de chinos) merece escribirse con letras de oro en la historia de nuestra literatura. Su eficacia, su hermosura y su revelación son definitivas. Menudo festín”.
Pablo Bujalance, Diario de Sevilla

“Magnífica traducción de Gabriel Hormaechea. La obra de Rabelais es una carga de profundidad contra el oscurantismo eclesial heredado del medievo, al que el francés opone un evangelismo libre y un clasicismo que se dan la mano para, de paso, poner en ridículo a médicos y juristas charlatanes. Es lo que Demerson califica en su prólogo como epopeya del humanismo. Lo que más destella es la fe del autor en el diálogo al modo platónico y una pasión desaforada por el lenguaje que le lleva a edificar una epopeya de la palabra”.
Eugenio Fuentes, La Nueva España

“Tras esta apariencia grosera y arbitraria (bebe, come, haz lo que quieras, gusta de recomendar), se oculta un refinado conocedor de la cultura clásica, filósofo de largo aliento, pedagogo vanguardista y un renovador de la literatura que utilizará el humor como ariete contra las hipocresías, la injusticia, la corrupción, el fanatismo, la tiranía, la superchería religiosa y los abusos que sustentaban el orden establecido, el mundo medieval. Rabelais es un renacentista afilado cuyo programa no puede estar hoy más vigente”.
Héctor J. Porto, La Voz de Galicia

“Mención aparte merece el lenguaje que Rabelais utiliza para recrear sus críticas, una lengua exuberante en la que introduce inteligentes juegos de palabras mezclados con refranes y dichos. Aliteraciones y calambures, contrapiés y paronomasias, vocablos inventados, discursos paródicos, recursos onomatopéyicos… convierten la lectura de Gargantúa y Pantagruel en una interminable celebración de la gran literatura. Hay que elogiar la admirable traducción de Gabriel Hormaechea, autor también de las notas explicativas de cada capítulo”.
Francisco R. Pastoriza, Faro de Vigo

“La magnífica edición que Acantilado presenta de este clásico de la literatura universal servirá para redescubrir con otros ojos, más actuales, la explosión de literatura que es Gargantúa y Pantagruel”.
Cambio 16

“Libros como éste hacen más por la construcción de una Europa real que todos los pactos y toqueteos políticos y económicos, que no gastronómicos, de Merkossy. Gargantúa y Pantagruel es una orgía de literatura, un lingotazo de traducción y una fiesta para la inteligencia”.
Javier Pérez Escohotado, La Rioja

“Una edición magnífica. La traducción es una fiesta. Hormaechea conoce a fondo el francés del siglo XVI y ha hecho una verdadera filigrana para transportar al castellano la riqueza inacabable de juegos de lenguaje, de giros especiales, de arcaísmos, de neologismos y una serie de virguerías verbales que forman la substancia misma de los relatos. La brutalidad, la heterodoxia y la energia de este libro son sensacionales. Un festín que no se acaba nunca”.
Biel Mesquida, Diario de Mallorca

“El monumental Gargantúa y Pantagruel reúne los cinco libros de la saga en una nueva traducción —empeño siempre meritorio, dada las dificultades casi insalvables del original— de Gabriel Hormaechea, que ha redactado unas utilísimas notas donde se despejan las oscuridades de contextos muy remotos. El volumen, espléndido, se completa con un prefacio de Guy Demerson donde se insiste en el perfil humanista del autor”.
Ignacio F. Garmendia, Mercurio

“Disfruten sin ningún rebozo ni embarazo de esta obra aúrea y de sus innumerables maravillas, que siguen y seguirán superando la prueba del tiempo”.
Vicente Luis Mora, Diario de lecturas

“Con la intención de no deshilachar los magníficos requiebros de esta trepidante historia soez y encantadoramente cómica, desvergonzada hasta el aturdimiento y fomento de inevitables carcajadas, les invito a su concienzuda lectura”.
Mario S. Arsenal, Culturamas

“La mayor síntesis literaria de la revolución humanística del renacimiento europeo. Admirable traducción y edición”.
Rafael Argullol

Entrevista de Núria Escur (La Vanguardia) a Guy Demerson

Afinidades electivas

También te recomendamos…