Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Quinto Tulio Cicerón

Breviario de campaña electoral

Traducción de Alejandra de Riquer

En el año 64 a. C., Marco Tulio Cicerón inició la campaña electoral para el consulado romano. Su hermano pequeño, Quinto, se entretuvo en describirle de qué argucias debía servirse para poder ganarse el fervor de los votantes. Lo cierto es que, en julio de 64, obtuvo la unanimidad de las centurias y el cargo al que optaba, quién sabe si gracias a haber puesto en práctica los sabios consejos de su hermano. No deja de ser curioso que, veinte siglos más tarde, las recomendaciones del pequeño de los Cicerón sigan siendo sorprendentemente válidas. Giulio Andreotti observó con justeza que su autor, al escribir la carta que hoy presentamos, “no pudo imaginarse que su breve tratado pudiese ser leído a más de dos mil años de distancia y resultar extraordinariamente interesante, no sólo como documento histórico y literario, sino también por una especie de imprevisible actualidad en los hechos que describe”.

Comentarios de la prensa

“Un delicioso opúsculo.”
Agustí Fancelli, El País

“Quinto Tulio desliza reflexiones lapidarias, que conservan vigencia plena, al describir aspectos de la naturaleza humana intemporal.”
El Diario Montañés

“Al leer el breve librito llama la atención la enorme actualidad de algunos consejos y los muchos rasgos de las campañas electorales de hoy que pueden encontrar su antecedente en  los usos romanos.”
El Correo Gallego

“Una muestra de vitalidad cultural extraordinaria.”
Anton M. Espadaler, La Vanguardia

“Antes, mucho antes de que los actuales estrategas de campaña llevaran a la perdición a los candidatos obligándolos a leer textos encorsetados en debates sin derecho a réplica, ya existían profesionales dedicados a intentar llevar a los candidatos a la victoria”.
Heraldo de Aragón

“De una actualidad apabullante.”
Óscar Muñoz, La Vanguardia

Afinidades electivas

También te recomendamos…