El conde Jan Potocki (Pików, 1761 - Uladawka, 1815) recibió una sólida educación, ampliada a lo largo de los años. Viajero incansable, escribió un sinfín de tratados sobre diversos países que, sin duda, contribuyeron a crear el imaginario que puebla su obra principal y más conocida, Manuscrito encontrado en Zaragoza. Potocki se suicidó en 1815, utilizando una bala de plata que él mismo había fabricado.

 

Libros publicados como autor