Publicado el

«El hombre que camina» en Acantilado y en el Museo Guggenheim

El hombre que camina es posiblemente la escultura más célebre del siglo XX, un emblema universal del ser humano en el que el artista suizo Alberto Giacometti trabajó incesantemente durante sus últimos años.

En esta editorial se ha publicado recientemente un libro con el mismo nombre, El hombre que camina, donde Franck Maubert rastrea las circunstancias en las que la escultura fue concebida y nos descubre que, más allá del significado que cobró tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial, la obra ha trascendido su época y dialoga tanto con las manifestaciones más primigenias de la civilización humana como con los hombres y las mujeres de hoy y de mañana.

«En nuestro encuentro, tan sólo lo veía a él, con sus largas piernas flacas, sus brazos junto al cuerpo, escuálidos también. Daba la impresión de salir de una noche sin nombre, de avanzar hacia mí, de hendir el espacio; no era de bronce sino de carne; cobraba vida. […] Fue así, entregado al vértigo, frente a ella, envuelto en una tenue luz apocalíptica, como empezó nuestro diálogo. Desde entonces no ha cesado. […] El hombre que camina. ha modificado mi mirada, mi forma de ver, de observar una escultura. Pertenece a mi paisaje interior».

Franck Maubert, El hombre que camina

Por su parte, el Museo Guggenheim de Bilbao muestra, desde el pasado mes de octubre, la obsesión de Giacometti por la figura humana y su fragilidad. La exposición, titulada «Alberto Giacometti. Retrospectiva» (que se podrá visitar hasta febrero), es un exhaustivo estudio de su trayectoria desde sus inicios a mediados de la década de 1920 en París hasta sus grandes obras maestras del final de la misma, a principios de la década de 1960, a través de más de doscientas esculturas, pinturas y dibujos del autor.

Alberto Giacometti (1901-1966), con cuarenta años de carrera artística, está considerado uno de los artistas más influyentes de pasado siglo, gracias a su personalísimo estilo escultórico basado en la fuerte esquematización de la figura humana, en cuyo estudio se centró, y la utilización del yeso como material principal de muchas de sus grandes obras maestras.

 


Vídeo de El País donde se muestra una pequeña parte del contenido de la exposición.
Publicado el

Diálogo entre Josep Maria Esquirol y Antonio Muñoz Molina

El pasado 18 de diciembre, Espacio Fundación Telefónica acogió en su auditorio a uno de los filósofos y escritores, experto en pensamiento contemporáneo, de mayor relevancia en la actualidad: Josep Maria Esquirol; que estableció un diálogo con el escritor Antonio Muñoz Molina para conversar sobre su obra y pensamiento filosófico, reflejado especialmente en el último ensayo de Esquirol: La penúltima bondad.

Josep Maria Esquirol es profesor de filosofía de la Universidad de Barcelona, donde dirige el grupo de investigación Aporia, dedicado al pensamiento contemporáneo. Ha publicado cerca de un centenar de artículos en revistas especializadas, y una docena de libros, entre los cuales destacan Uno mismo y los otros (2005), El respeto o la mirada atenta (2006), El respirar de los días (2009), Los filósofos contemporáneos y la técnica (2011) y, muy especialmente, La penúltima bondad (Acantilado, 2018) y La resistencia íntima (Acantilado, 2015), que, después de ser celebrado por lectores y crítica, recibió el Premio Ciudad de Barcelona y el Premio Nacional de Ensayo.

Publicado el

Marcus du Sautoy nos muestra cómo ve el mundo en Aprendemos juntos

Marcus du Sautoy en el proyecto Aprendemos juntos.

Marcus du Sautoy ha participado en Aprendemos juntos, un proyecto de educación para una vida mejor, organizado por BBVA en colaboración con El País y Santillana. El matemático ha dado una charla agradable y abierta al diálogo que contagia su amor por la ciencia y resuelve algunas cuestiones científicas básicas que nos hacen comprender mejor el mundo que nos rodea.

Du Sautoy confiesa que su amor por las matemáticas nació cuando descubrió que «son el lenguaje de la naturaleza, el que utiliza la ciencia para entender cómo funciona el mundo». El matemático define su profesión como la de «buscador de patrones» e ilustra cómo las matemáticas están presentes en todo lo que nos rodea, desde Internet, la música o el fútbol.

Marcus du Sautoy (1965) estudió en la Universidad de Oxford, donde es actualmente catedrático de matemáticas. Ha sido también profesor invitado en el Collège de France y la École Normale Supérieure de París, en el Max Planck Institut de Bonn, la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Universidad Nacional Australiana en Canberra. En 2001, ganó el premio Berwick de la London Mathematical Society. Colabora, con éxito enorme, en la televisión con programas de divulgación matemática, así como en la prensa escrita. En Acantilado han aparecido La música de los números primos (2007), Simetría (2009), Los misterios de los números (2012) y Lo que no podemos saber (2018).

Publicado el

Ya disponible el vídeo de la Conferencia de Mauricio Wiesenthal sobre Stefan Zweig En la Biblioteca Guinardó - Mercè Rodoreda

El pasado 10 de mayo, el escritor Mauricio Wiesenthal dio una charla sobre los espacios vitales, escenarios y circunstancias que determinaron la vida y la época de Stefan Zweig en la Biblioteca Guinardó – Mercè Rodoreda.

Podéis encontrar el vídeo entero aquí.

Wiesenthal

Publicado el

Sorteamos dos entradas dobles para el estreno de ‘Veinticuatro horas en la vida de una mujer’ En Teatro Abadía (Madrid)

Síguenos en Instagram, y si estás leyendo alguno de nuestros libros de #Zweig cuéntanoslo con una foto, citándonos para que podamos verla, y con el hashtag #LeyendoAcantilado.

Entrarás en el sorteo de 2 entradas dobles para asistir al estreno en Madrid del musical Veinticuatro horas en la vida de una mujer de Stefan Zweig, dirigida por Ignacio García e interpretada por Silvia Marsó.

El estreno será el próximo 13 de diciembre a las 20h en el Teatro Abadia (Madrid).

«—¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?».