Catálogo
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

Simon Leys

Sombras chinescas

Traducción de José Ramón Monreal

En 1972, cuando Bélgica abrió su embajada en Pekín, Simon Leys fue enviado como agregado cultural para recorrer durante seis meses el país y elaborar informes detallados de sus tesoros artísticos. Incapaz de limitarse a la tarea de observar la «China muerta», Leys registró elocuentes escenas de la vida cotidiana, datos económicos, obras en las librerías, contenidos de los programas escolares, banquetes diplomáticos, propuestas políticas… El resultado fue este libro, que vio la luz por primera vez en 1974: la denuncia de la mentira maoísta en una época en la que parecía existir una «conspiración de silencio» en toda Europa hizo de Leys una de las voces más veraces de su generación. Como señaló Jean-François Revel, el paso de los años, lejos de haber condenado Sombras chinescas al olvido, le ha reservado el lugar que le correspondía por derecho: «Hay que releer una y otra vez el libro de Leys para constatar que, incluso en el siglo de las mentiras, la verdad logró levantar la cabeza y carcajearse».

Comentarios de la prensa

«Releer Sombras chinescas será la comprobación de que, en el siglo de la mentira, la verdad a veces vuelve a levantar la cabeza y echarse a reír».
Jean-François Revel

«Hoy la temprana denuncia de Simon Leys es unánime; en 1972, no. Todo lo contrario. Tal denuncia era, intelectual y políticamente suicida; he ahí el inmenso valor de un libro valiente hasta el abismo, documentado y soberbiamente escrito que ha ganado la batalla más difícil, la del paso del tiempo».
Fernando R. Lafuente, ABC

«Leys fue uno de los mayores sinólogos de la historia, y quizá el primero en denunciar la crueldad de la Revolución Cultural china, que conoció de primera mano gracias al encargo del gobierno belga. Este es un libro que hoy muestra una sorprendente vigencia».
Nuria Azancot, El Cultural

«Un pertinente ensayo que ayuda a poner en perspectiva el pasado de China y su presente, y que ayuda a entender su diferente esquema mental respecto de Occidente, no por ser pensamiento chino (que también), sino principalmente por ser pensamiento comunista».
Luis Torras, Actualidad Económica

«Como libro de viajes es de lo mejor que uno puede encontrar en librerías. Y también como ensayo político, pues gran parte de sus denuncias, el imperio de los lugares comunes, coexisten con nosotros, sea cual sea el régimen que nos gobierne».
Ricardo Martínez Llorca, Culturamas

«Simon Leys es un fino observador de la realidad y un implacable analista sociopolítico, pero todo esto lo combina con una prosa ágil y cierto sarcasmo soterrado, arrojando una mirada irónica sobre una realidad más bien trágica».
Javier Menéndez Llamazares, El Diario Montañés

«Leys nos remite a una China en apariencia remota, pero que está en el sustrato profundo de la actual, yendo más allá de la visión propagandística».
Andrés Montes, La Nueva España

«Un libro útil como testimonio, un referente de valentía y un anecdotario de evidencias de la mentira y el crimen maoístas».
Julio Serrano, Cuadernos Hispanoamericanos

«Leys huye de la generalización que a veces se hace del gigantesco país, al igual que deja ver su amor por la cultura china, distinguiendo en todo momento las decisiones políticas de una época de aquella inmensa geografía».
Iñaki Urdanibia, Kaos en la Red

Otros libros de Simon Leys

Afinidades electivas

También te recomendamos…