Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Marina Tsvietáieva

Mi madre y la música

Traducción de Selma Ancira

Mi madre y la música es una bella evocación de la infancia, pero, sobre todo, de la presencia de la madre a través de un elemento familiar como es el piano. La fascinante fuerza poética de Marina Tsvietáieva fluye en este relato que nos transporta a un mundo donde lo cotitiano adquiere una dimensión mágica, y la vida, un protagonismo ejemplar.

Entrevistas

Comentarios de la prensa

“Un ejercicio de bellísima nostalgia, de recuerdos delicadamente trenzados, con la felicísima traducción de Selma Ancira”.
Manuel de la Fuente, ABC

“Este libro, escrito en 1934, contiene sus recuerdos de infancia, mecidos por la música de la que su madre fue devota. No es poesía pero derrocha una exquisita sensibilidad”.
La Gaceta de los Negocios

“Este relato poético, autobiográfico, reconstruye el camino exacto de la nota (el arte) hacia la tecla (el mundo). Con su prosa cortada, definida por el ritmo musical de la infancia, consigue trasladar los recuerdos a través del tiempo perdido, a través del espacio real, y los abre ante nosotros, reviviendo la pulsión de aquellas primeras inquietudes, de su madre y su piano, del hechizo artístico que ya desde tan niña vibraba dentro de ella. El libro abierto, tensado como esas «alegóricas cuerdas del alma» del piano, va más allá de las letras y las palabras, y despierta en nosotros la memoria perdida de algún verano, haciendo que por un instante, volemos más allá de la tecla y sigamos el camino de la música”.
J. Seoane Riveira, La Voz de Galicia

“Este pequeño libro es un gozo, un disfrute de lectura fácil”.
Violeta Kovacsics, Diari de Tarragona

“Conmovedor recuento donde Tsvietáieva evocó el tiempo perdido de la infancia”.
Ignacio F. Garmendia, Mercurio

“El recuerdo infantil de la autora sobre su madre y el piano que la acompañaba ocupan esta obra fundamental de una autora imprescindible, teñida de nostalgia y poesía de lo cotidiano”.
Marie Claire

“Un texto conmovedor. Impecable traducción de Selma Ancira. La prosa poética de Tsvietáieva es tan espontánea y naturalmente poética que algunos párrafos podrían recitarse o cantarse como una música”.
Ignacio Carrión

“Si la relación de una madre y su hija es algo de natural literario, contada por Marina Tsivietáieva sólo podría ser lo que es este pequeño tesoro, la vida en 64 páginas, la belleza, la frustración, el esfuerzo, las expectativas defraudadas, la convivencia y, como no, la música, pasadas por ese tamiz que lírico ilumina cada objeto de la mirada de una poeta como ella. No es una crónica de la infancia, aunque trate de ella. No es un tratado de música, aunque hable de ella, es un libro de amor, de amor sincero, agradecido, desgarrado, sin condescendencias, sobreactuaciones ni disonancias de una hija a su madre, de una poeta convencida de que es posible entrar dos veces en el mismo río, de amor a la vida”.
Andrés Barrero, Libros y Literatura.es

“Una narración que se impone por su fuerza interna”.
Melibro.com

“Tsvietáieva es una poetisa tan inclasificable que muchos rusos admiten que sus palabras parecen conformar un idioma extranjero”.
Amaya Bozal, Deviolines

Otros libros de Marina Tsvietáieva