Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Imre Kertész

La última posada

Traducción de Adan Kovacsics

En un último esfuerzo artístico, un escritor gravemente enfermo concibe un texto que constituye un testimonio visceral y a veces perturbador de sus experiencias, y de la lucha del ser humano por la dignidad en circunstancias extremas. Imre Kertész transforma así la crónica de su «antesala de la muerte» en una obra de una sinceridad radical y una lucidez abrumadora, con la escritura siempre en el horizonte, como justificación de su existencia.

“Un libro de despedida de la vida, una obra y un documento memorable, de uno de los más grandes escritores de la segunda mitad del siglo XX”.
César Antonio Molina, El País

Comentarios de la prensa

“Kertész fue un hombre que usó la palabra con la más noble de las intenciones: ayudarnos a seguir siendo humanos”.
Fernando Aramburu, El Mundo

“Un híbrido de diario y tentativas de ficción, una poderosa invención literaria y un documento amargo sobre la depresión y la vejez”.
Antonio Muñoz Molina, El País

“Leer a este escritor judío «no asimilado» o no practicante, siempre es volver a Auschwitz o acercarse en la permanente sombra que proyecta sobre el presente”.
Sagrario Fernández Prieto, La Razón

“Como una especie de legado feroz, de una enorme dignidad, el espíritu insobornable y provocador de Kertész se desnuda de una forma brutal y descarnada, sin ninguna piedad ni contemplaciones consigo mismo o con el mundo en el que vive”.
Mercedes Monmany, ABC

“Millones de víctimas anónimas tienen para siempre voz gracias a la maestría con la que Kertész dio forma literaria a la frágil experiencia del individuo frente a la barbarie nazi y comunista”.
Carlos Colón, Diario de Sevilla

“Una brillante síntesis de su cosmovisión, que encierra su legado”.
Carmen R. Santos, El Imparcial

La última posada testimonia de modo conmovedor el empeño del autor por aprovechar hasta el último aliento para proseguir su tarea”.
Ignacio F. Garmendia, Diario de Jerez

“A pesar de su enfermedad y con la muerte sentada en su escritorio tuvo el coraje de escribir esta última obra desgarradora y sincera. Ya no podía controlar sus movimientos, pero llevó la barca de la escritura hasta las narices del mismo Cerbero. La última posada fue el óbolo para Caronte”.
Fulgencio Argüelles, El Comercio

“Una reflexión sobre la decadencia física y la muerte, un lamento sobre los síntomas de la vejez, que se presentan de golpe, de la noche a la mañana”.
Francisco R. Pastoriza, Periodistas-es

“Kertész narra con lúcida consciencia el viaje hacia una muerte inexorable que presiente cada vez más cerca y para la que dice estar preparado”.
La Opinión A Coruña

Otros libros de Imre Kertész