Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

William Saroyan

El tigre de Tracy

Traducción de David Horacio Colmenares

Thomas Tracy tenía un amigo imaginario; un tigre que en realidad era una pantera negra. Su tigre le acompañaba allí donde iba y sólo él podía verlo. Un día, durante la hora de la comida, Thomas se enamoró perdidamente de Laura Luthy, una bella chica que llevaba un precioso vestido amarillo, pero su romance acabó de manera abrupta y Thomas se marchó a California. Varios años después decidió volver a Nueva York y, al caminar por la Quinta Avenida hacia la catedral de San Patricio, Thomas se dio cuenta de que el tigre era real. El pánico se desató, la policía actuó y el tigre huyó herido para esconderse. De esta manera nos habla Saroyan sobre el amor, el alma humana y la importancia de creer, no sólo con la mente, sino también con el corazón.

Comentarios de la prensa

“No hay más que leerlo para entender porqué El tigre de Tracy se ha convertido en un clásico de la literatura contemporánea. Una breve y bella historia, escrita con la sencillez apabullante de los grandes escritores, que trasciende de la simple ficción”.
Cayetano Sánchez, Canarias 7

“Una fabula deliciosa y surreal sobre el amor y sus poderes”.
Eugenio Fuentes, La Nueva España

“Una muy hermosa historia breve. Una delicia”.
Javier Goñi, Mercurio

“Un ejercicio literario sobre el absurdo, escrito en paso de comedia, donde la ironía y la ternura despliegan un abanico de situaciones en las que se ven involucradas la experiencia del amor, la ambición laboral, la necedad, la piedad, la fe en los demás”.
C.M.D., El País Cultural (Uruguay)

“Lo más notable radica en la manera en que Saroyan logra desarrollar, con una llaneza y espontaneidad asombrosas, una historia tan arriesgada y fuera de los límites de un realismo estrecho. Su destreza en el tratamiento de lo fantástico es, en tal sentido, impecable: una prosa certera, sobria y mesurada es capaz de hacer que aquello que parece inadmisible se exhiba como algo natural, como un hecho plausible y verosímil”.
Pedro Gandolfo, Mercurio (Chile)

Otros libros de William Saroyan