Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Martin Mosebach

El príncipe de la niebla

Traducción de José Aníbal Campos

Lerner, un joven inconsciente pero seguro de sí mismo, se embarca en una audaz empresa engatusado por una exuberante estafadora, la señora Hanhaus, con la que decide viajar al Ártico para anexionar al Imperio alemán una isla sin dueño. A través de esta aventura, basada en un capítulo real de la historia colonial alemana, Mosebach traza con gran destreza y fina ironía un retrato feroz con la «conciencia humorística de la historia» que le reconoció el jurado del premio Georg Büchner.

Premios

Premio Georg Büchner 2007

Comentarios de la prensa

“Un inteligente libro gótico de aventuras y enredos -¿tal vez a lo Dumas?- que podría ser encuadrado en el tramo final del romanticismo”.
Robert Saladrigas, La Vanguardia

“A la recreación de la atmósfera histórica y la confección de personajes pintorescos pero verosímiles, se añade, en este excelente libro, la fina ironía y un humor fabulador con los que Mosebach se burla del pasado de su propio país”.
Elena Sierra, El Correo

“Martin Mosebach parte de un capítulo real de la historia colonial alemana para aunar en su prosa rigor histórico con fino sentido humorístico”.
Javier Gutiérrez, La Vanguardia

“Martin Mosebach consigue no solo una atmósfera creíble, sino también la creación de unos personajes atractivos, verosímiles y humanos. Lo hace con el estilo elegante, preciso en el lenguaje y la destreza de uno de los escritores contemporáneos más importantes en lengua alemana”.
Jacinto Ruiz, La Voz de Galicia

“Ha sabido ganarse un hueco de honor en la literatura germana actual gracias a su capacidad para usar la ironía como tamiz humorístico de la Historia. Virtud a la que añade lo que algunos definen como un “estilo deslumbrante”, aunque más bien debería hablarse de finísima precisión en el despliegue de insospechados puntos de vista sobre los múltiples accidentes de la condición humana”.
Eugenio Fuentes, La Opinión de Tenerife

“Entra de lleno en la gran tradición de la novela europea contada sin prisas y construida sobre un exquisito rigor histórico. Es de agradecer el gran trabajo que se ha tomado Martin Mosebach  en reproducir  la atmósfera, los ambientes, los personajes e incluso las vestimentas imperantes en la Centroeuropa de finales del siglo XIX. Y sobre todo hay que agradecerle un  finísimo sentido del humor que le permite describir las situaciones más descabelladas, o las bajezas más reprobables con un distanciamiento y una ligereza de ánimo encomiables”.
Javier Fernández de Castro, El Boomeran

“En las páginas que nos relata Martin Mosebach se va trabando un inmenso conjunto de historias y digresiones, comentarios, reflexiones que nos alejan de los aires de la aventura y nos introducen en una especie de parque temático de la Alemania de finales del siglo XIX, poblada de personajes pintorescos, situaciones paródicas, enredos. Eso sí, narrado todo con un escalpelo revestido  de un fino sentido del humor a la hora de describir situaciones que rozan el esperpento y el disparate”.
Francisco Martínez Bouzas

«Martin Mosebach refleja en términos históricos el proyecto imperialista de la época del Imperio alemán y las pompas de jabón de la “Nueva Economía”, y consigue una más que corrosiva mirada sobre nuestra era del mercado global y sus mediáticos simuladores».
Frankfurter Allgemeine Zeitung

«Un estilista genial».
Neue Zürcher Zeitung

«En pocas líneas, en el mínimo espacio, Mosebach nos muestra el viejo y el nuevo mundo en un delicado suspense … Su novela es una forma de colonización narrativa y nos conduce a lo que realmente es la literatura: un viaje sin rumbo fijo, tanto para el autor como para el lector».
Frankfurter Rundschau