Catálogo
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

Natalia Ginzburg

El camino que va a la ciudad y otros relatos

Traducción de Andrés Barba

Delia vive con sus padres y sus cuatro hermanos en una minúscula casa de campo en la Italia de los años cuarenta. A sus dieciséis años, anhela dejar atrás la monotonía del hogar, que delata incluso la triste letanía del gramófono de la familia, en el que suena siempre la misma canción. Así pues, la muchacha decide seguir los pasos de su hermana mayor y tomar el único camino que le permitirá marchar a la ciudad y cambiar de vida: el matrimonio. El camino que va a la ciudad—publicada en 1942 bajo el pseudónimo de Alessandra Tornimparte—es la primera novela de Natalia Ginzburg, un texto de juventud en el que sin embargo ya se advierte el incomparable talento de la autora y que hoy presentamos acompañado de los relatos «Una ausencia», «Una casa en la playa» y «Mi marido», tan evocadores y certeros como las obras más conocidas de la narradora nata que fue Ginzburg desde sus primeros textos.

Disponibilidad en ebook

Este título está disponible en formato ebook. Para conocer su precio, formato y demás características, por favor, consulte con su tienda de ebooks favorita.

Comentarios de la prensa

«Ginzburg recrea los sentimientos y las relaciones, las simpatías y antipatías, los amores y odios de todas las familias, tan predecibles y caprichosos, pero también, una generación tras otra, la singularidad de los hijos».
Italo Calvino

«Leer a Natalia Ginzburg te cambia la vida».
Elena Medel

«Uno de los libros más hermosos de Natalia Ginzburg».
Cesare Garboli

«Ginzburg, escritora combativa y fuerte como pocas, nos conduce en todas sus historias, tan humanas y conmovedoras, tan inteligentes, con un lenguaje cotidiano, escueto, casi crudo».
El Cultural

«Ginzburg trata otra vez la asfixia social femenina».
Laura Fernández, Vanity Fair

«Natalia Ginzburg dispone las palabras al servicio de los sentimientos y utiliza un lenguaje hermoso, desnudo y crudo para captar pequeños detalles y transformarlos en emociones grandes».
Fulgencio Argüelles, El Comercio -Cultura

«Literatura próxima al día a día, a las relaciones entre la gente corriente. Rara vez un libro contiene tanto en tan poco. Siempre es un placer leer a Natalia Ginzburg, un placer inmenso».
Deboradora de libros

«Leer a Natalia Ginzburg ha sido siempre como subir a un tren en marcha. Todo fluye. La verosimilitud de los diálogos y de las situaciones permiten al lector sumergirse en aquello que cuenta. Como en otras tantas historias que seguirán a lo largo de la obra de Ginzburg, El camino que va a la ciudad tiene el punto de arranque precisamente en el desgaste de las vidas».
Luis M. Alonso, La Nueva España -Cultura

«Un libro que explora la naturaleza de las relaciones, la noción de identidad y fidelidad. Ginzburg armó la novela con la lógica íntima de lo cercano, lo minúsculo, lo humano».
Karna Sainz Borgo, Vozpopuli -Cultura

«El camino que va a la ciudad y los otros tres relatos son muestras diferentes del talento de la autora italiana para el tratamiento de las situaciones cotidianas y de los personajes, auténticos en el pleno sentido de la palabra».
El placer de la lectura

«La novela está escrita con frases y diálogos breves, cuya desnudez, sin embargo, permite (o, incluso, potencia) una literatura sensible, emotiva, poética, acogedora de los mundos interiores, de una ternura y de un cierto humor, compatibles con la dramática aspereza de las vidas contadas bajo un manto de tristeza. Los relatos breves, extraños y desazonantes, son magníficos».
Manuel Hidalgo, El Cultural

«Los elementos comunes en las cuatro historias son evidentes, el matrimonio, los hijos y la frustración y la tristeza en unas vidas sin perspectivas de cambio. Natalia Ginzburg ahonda en cómo la pobreza afecta a unas mujeres de un rincón de Italia, describiendo tanto la vida real como los sentimientos».
S. Fernández-Prieto, La Razón

«Una lectura deliciosamente amarga con una traducción impecable. Los tres relatos acompañan convenientemente a El camino que va a la ciudad».
Un libro al día

Otros libros de Natalia Ginzburg

Afinidades electivas