Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Slawomir Mrozek

El árbol

Traducción de Bozena Zaboklicka y F. Miravitlles

Leer El árbol es adentrarse en un mundo de pequeñas epifanías cargadas de humor singular y muy afilada ironía. A medio camino entre la lucidez desconcertante y el absurdo más turbador, Slawomir Mrozek disecciona—con la precisión del cirujano—el comportamiento humano a partir de sus querencias, obsesiones y contradicciones, y consigue crear—en esta delirante colección de relatos—una atmósfera donde nada es lo que parece ni nada sucede según el devenir lógico de la acción.

«Unos gramos de sarcasmo, un toque de ironía, un vendaval de guiños absurdos y una mirada llena de humor.» J.A. Rojo, El País

Comentarios de la prensa

“Dentro de las posibles continuidades del mundo diagnosticado, narrado y revelado por Kafka, Mrozek parece una de las más perfectas encarnaciones imaginables del escritor pragués.”
Jordi Llovet, El País

“Disfrutemos de la acidez, el humor desternillante y muy incorrecto y el dinamismo de la prosa de este autor con sus ficciones surrealistas, absurdas y memorables”.
Juan Bonilla, El Mundo

“Estoy más que seguro de que los punzantes, desternillantes y rabiosamente lúcidos relatos del polaco Slawomir Mrozek no se parecen a nada que haya leído antes”.
David Benedicte, XL Semanal

“Mrozek es un escritor de una poderosa inventiva, siempre sorpresivo, nada consolador, incluso impiedoso, de una sencillez y transparencia, además, prodigiosas”.
Francisco Solano, ABC

“Mrozek es hoy el autor polaco con más proyección internacional junto a Stanislaw Lem, y por supuesto a Wislawa Szymborska.”
Mercedes Monmany, El País

“Slawomir Mrozek, heredero de Gombrowicz, también cultiva el relato desde una vertiente más mordaz que pone al descubierto el desencanto del hombre ante el sinsentido del mundo.”
Iury Lech, El País

“Más que un libro de cuentos, El árbol parece el diario de hombres que han perdido la fe en sí mismos. Cómo todo árbol, protege al lector del sol y la lluvia y atrae los rayos en tiempo de tormenta. Su sombra provoca incertidumbre, pero también proporciona un buen lugar para celebrar un día de campo mientras el mundo sigue girando”.
Día 7 (México)

Otros libros de Slawomir Mrozek