Catálogo
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

Marqués de Custine

Cartas de Rusia

Traducción de José Ramón Monreal

La crónica que hizo el marqués de Custine de su travesía por Rusia en 1839, además de una maravillosa muestra de la literatura de viajes, es un análisis agudo e incluso profético de uno de los países más vastos, complejos y asombrosos del mundo. En estas cartas imaginarias destinadas a los lectores de su época, Custine, que en su periplo trató a personas de toda índole, incluido el propio zar, nos ofrece vívidas descripciones de San Petersburgo y Moscú, de la vida en la corte y a pie de calle, así como de la empobrecida comunidad rural. Repudiado tanto por los zaristas como por los bolcheviques, Cartas de Rusia fue un texto tremendamente popular ya en vida del autor, y tras su recuperación durante la Guerra Fría se convirtió en un clásico tan indiscutible como La democracia en América, de Tocqueville.

Comentarios de la prensa

«Unas cartas que describen Rusia como nunca se ha hecho antes».
Víktor Erofeyev, The New York Review of Books

«El texto político más mordaz del siglo XIX».
Louis Auchincloss

«El libro más inteligente sobre Rusia escrito por un extranjero».
Aleksandr Herzen

«Más allá de las radicales conmociones históricas que han afectado a Rusia y al mundo desde 1839, las interpretaciones de Custine siguen siendo aplicadas no solo a la época, sino a otros periodos posteriores como el estalinista, e incluso a aspectos de la actualidad. Leer hoy al marqués es un buen ejercicio».
Pilar Bonet, El País

«Un documento fundamental para comprender la vida privada de aquellas tierras».
Javier Noguera, Diario de Pontevedra

«La descripción que Custine hizo del despotismo y los abusos que percibió en 1839 se podía aplicar fácilmente un siglo más tarde. Por eso, no sólo el zar sino también Lenin prohibieron el libro. Lenin también se vio reflejado en él. Y ya no digamos Stalin. Siendo sinceros, hay fragmentos que todavía tienen vigencia hoy en día. Y no sólo en Rusia».
Courbett Magazine

«La mayor conquista de Custine radica en la brillantez literaria de su prosa, que, alternando agudeza analítica y destreza descriptiva, desgrana no solo el momento institucional despótico de Rusia en 1839, sino que aporta un fresco de imágenes vívidas y arrobadoras en las que se resume el esplendor decimonónico de San Petersburgo, la Pomerania, Klin y el resto de pagos que siluetean el itinerario del autor».
Ramón del Buey Cañas, Cultural Resuena

«Custine logra una prosa vigorosa y tensa que seduce al lector y consigue una obra sólida y crítica que recuerda inevitablemente los sufrimientos del pueblo ruso bajo el régimen estalinista».
Quimera

Afinidades electivas

También te recomendamos…