Catálogo
FacebookTwitterGoogle+LinkedInWhatsAppEmail

Ivo Andric

Café Titanic

(y otras historias)

Traducción de Luisa Fernanda Garrido y Tihomir Pistelek

«Se podría decir que, siguiendo el ejemplo de la legendaria y elocuente Sherezada, el propósito de un relato es conjurar al verdugo, suspender el juicio ineluctable del destino que nos acecha, prolongar la ilusión de la vida y el tiempo. ¿O acaso debería el narrador, por medio de su arte, ayudar a que los hombres nos conozcamos y reconozcamos? Quizá su vocación consista en hablar en nombre de aquellos que no tuvieron la habilidad para hacerlo, o que, aplastados por la vida, no hallaron la fuerza para expresarse. ¿O será, más bien, que el narrador sólo se cuenta su propia historia a sí mismo, como el niño que canta en la oscuridad para disipar su miedo? O, finalmente, ¿será que el propósito de los relatos es iluminar las sendas oscuras hacia las que la vida nos arroja, así como decirnos algo más sobre esta vida, que tendemos a vivir de forma ciega e inconsciente, algo más de lo que somos capaces de entender o comprender desde nuestra flaqueza? Y es por eso que las palabras de un buen narrador pueden arrojar luz sobre nuestros actos y nuestras faltas, sobre lo que deberíamos hacer y sobre lo que nunca debimos haber hecho. Por tanto, cabe preguntarse si la verdadera historia de la humanidad no debiera buscarse en estos relatos, orales o escritos—poco importa si tratan sobre el pasado o el presente—, o si no, al menos, debiera buscarse allí el difuso sentido de dicha historia».
I. A., Estocolmo, 1961

Comentarios de la prensa

“La visión desesperada de su tierra atraviesa toda la obra de Andric, como se observa en el espléndido relato titulado Una carta de 1920.”
Mercedes Monmany, ABC

“Una lección de escritura que transpira toda la virulencia dramática de una época infamante.”
Robert Saladrigas, La Vanguardia

“Este libro es para el buen lector una joya.”
Francisco Vélez Nieto, El Correo de Andalucía

“Los relatos de Andric son un profundo corte en los estratos de la memoria colectiva.
Aura Penélope Córdova Luna, Milenio (México)